Hunters derrotó a Raptors y se coronó campeón de la Conferencia Centro

Hunter y Raptors protagonizaron, una vez más, uno de los mejores juegos en lo que va de temporada. Después de llevar más de tres meses compitiendo al más alto nivel, los dos equipos paisas se encontraban nuevamente para definir al campeón de la Conferencia Centro y al finalista del Torneo Nacional de Tackle.

Medellín fue, de nuevo, la sede para definir a uno de los finalistas del torneo. El partido se disputó en la cancha Indesa Zona Sur.

En principio, el juego estaba previsto para arrancar a las 6:30 p.m. Sin embargo, por algunos temas logísticos de la cancha, no empezó sino hasta las 7:00 p.m.

Ambos equipos llegaban a la final de la Conferencia con el mismo rendimiento en la temporada regular: cuatro victorias, un empate y una derrota en seis juegos disputados. Raptors ejerció como local debido a que tenía una mejor diferencia de puntos (tres puntos a su favor).

Por un lado, el equipo local quería llegar a disputar su primera final. Por otra parte, los vigentes campeones buscaban escribir nuevamente la historia del fútbol americano nacional, queriendo lograr el pentacampeonato.

Esta era la tercera vez en la temporada que ambos equipos se enfrentaban. Los otros dos juegos habían sido demasiados parejos, con un empate (14-14) y una victoria para Hunters.

Un partido para las defensivas
Mientras los organizadores del partido terminaban de cuadrar y acondicionar la cancha para el encuentro, los aficionados paisas empezaron a llegar, llenando en gran parte la gradería.

Una vez los equipos terminaron de calentar y los jueces realizaron todo el protocolo previo, el partido comenzó.

Todos los fanáticos presentes en el estadio y los seguidores que pudieron ver la trasmisión del juego gracias a Facebook Live, no dimensionaban el juego tan emocionante y parejo que iban a presenciar.

El partido se desarrolló bajo una misma constante: un juego muy defensivo. Ambas defensas jugaron su mejor partido en toda la temporada. En total, hubo tres jugadas de intercepción de pase, dos a favor de Hunters y una a favor de Raptors.

Poco a poco, el duelo se fue transformando en un choque de defensivas, convirtiéndose en las principales protagonistas del partido. Ninguna de las líneas ofensivas dejaba reaccionar a los mariscales de cada equipo, a tal punto que la primera mitad del encuentro finalizó 0-0.

Tras un primer tiempo sin puntos, pero con muchas emociones, inició una segunda mitad muy movida. Recién comenzó, Hunters logró encontrar el camino y anotó el primer touchdown del encuentro.

Con la anotación del punto extra, el vigente campeón se puso 0-7 arriba en el marcador. No obstante, la respuesta de Raptors no demoró en llegar y logró anotar su primer touchdown del partido, con la mala fortuna de que su pateador falló el punto extra. Los equipos especiales de Hunters bloquearon la pateada, devolviéndola casi a la mitad del campo.

El partido continuó y las ofensivas no lograban encontrar el camino. Sin embargo, Hunters alcanzó llevar al balón hasta la zona del gol de campo, para que su pateador lograra tres puntos más, con una patada de casi cuarenta yardas.

Cuando el marcador iba 10-6 a favor del equipo visitante, Hunters logró encontrar nuevamente un poco de espacio para ampliar la ventaja y ponerse 16-6 arriba en el partido. La jugada finalizaría con un movimiento muy curioso. Cuando los equipos especiales de Hunters iban a patear por el punto extra, al Holder se le resbaló el balón realizando el snap, con la fortuna de alcanzar agarrar el balón y salir disparado para la zona de anotación, alcanzo a anotar la conversión de dos puntos.

Con el marcador 18-6 Raptors empezó a tomar el control del partido nuevamente, y después de una serie de jugadas ofensivas lograron encontrar una pequeña grieta para anotar su segundo touchdown del encuentro. Esta vez, teniendo en cuenta la diferencia en el marcador, los locales prefirieron intentar la conversión de dos puntos, logrando sumar dos anotaciones más a su favor.

Un final de infarto
Cuando el partido entró en su recta final, el marcador se encontraba 18-14. Hunters trato de avanzar con el balón para lograr cerrar el marcador, pero la línea defensiva de Raptors se lo volvió a negar.

Fue así como el local tuvo la posesión del balón en los últimos minutos del juego. Las últimas tres jugadas del partido sucedieron en los veinte segundos finales. Los fanáticos no podían creer lo que estaban viendo. El nerviosismo se apoderó del ambiente, a tal punto que la gente prefirió no ver el final del encuentro.

A falta de un segundo para finalizar el partido, Raptors tuvo la oportunidad de conseguir la victoria, pero para fortuna de los visitantes el juego terminó con un pase incompleto del mariscal de campo de Raptors, terminando con un marcador de 18-14 a favor de los actuales campeones.

Más allá de quién fue el vencedor del partido, el juego que se vivió en Medellín ha sido uno de los más apasionantes de los últimos años. Sin lugar a dudas, el crecimiento que ha tenido el departamento de Antioquia ha sido muy positivo en cuanto a fútbol americano.

Con este marcador, Hunters ratificó su poderío y viajara a Bogotá para disputar, contra Pumas, una nueva edición de la gran final del Torneo Nacional de Tackle. ¿Podrá Pumas derrotar a Hunters y dañarles el pentacampeonato? ¿Será que Hunters escribe nuevamente su nombre en la historia del fútbol americano nacional? Lo sabremos en los próximos días.

Te recomendamos...